Pompeya
Consejos de Viaje,  Destinos

Pompeya, la ciudad ceniza

Un día me preguntaron ¿si pudieras tener un poder cual sería? Nunca antes me lo planteé, pero me hizo reflexionar. Sin duda, viajar en el tiempo sería mi súper poder. Hace más de 2000 años, la erupción del Vesubio dejó la ciudad de Pompeya sepultada de ardientes cenizas. A pesar de la catástrofe, egoístamente la naturaleza nos brindó un regalo. Poder mirar a través de una ventana del tiempo y descubrir que no somos tan diferentes. El yacimiento, es sencillamente impresionante y es una de las excursiones imprescindibles desde Nápoles.

Bienvenido a Pompeya

Pompeya era una de las ciudades más ricas, prestigiosas y vanguardistas del mundo, tanto que llegó a hacer sombra a Roma. Hoy en día es el mejor ejemplo de ciudad romana del siglo I que tenemos, la razón es simple: cuando el Vesubio explotó, llegó a lanzar más de 10.000 toneladas de rocas y lava por segundo. La mayor parte de la población de Pompeya murió asfixiada y la ciudad quedó sepultada bajo cenizas. Paradójicamente, esta misma erupción que destruyó las calles, los edificios y arrasó con tantas vidas, hizo que se conservaran en muy buen estado hasta nuestros días.

Caminar por las callejuelas adoquinadas, las mismas que vieron, vivir antes y morir después más de 2.000 personas, es una sensación impactante: parece haberse transportado a otro tiempo, a otra vida y es difícil creer que, de un momento a otro, lo que era una ciudad dinámica y animada, quedó atrapada en la muerte para siempre.

¿Cómo debe ser pasear por una ciudad tan fantasmagórica? Me preguntaba cada vez que habría un libro o leía algún relato sobre esta ciudad. La verdad es que la visita superó con creces mis expectativas. Puedes apoyarte en el mostrador de una taberna que algún día quitó la sed de algún sediento. Cruzar por sus pasos de peatones de piedra marcados por las ruedas de los carruajes. Toparte con las fuentes de agua, porque eso sí, tenían un perfecto sistema de conducción de aguas entre las ciudades. Asomarte por la puerta de una casa e imaginarte perfectamente la vida cotidiana de aquella gente y observar las pinturas que decoraban sus paredes. Figuras que muestran dioses, animales, decoraciones y colores que parece mentira que sigan intactos con el paso del tiempo.

Mi lugar favorito

Entrar en la Villa dei Misteri, es retroceder en el tiempo. La mansión perteneciente a una familia adinerada, gozaba de vistas al mar en época romana y podía permitirse exhibir en sus muros una colección de frescos que gracias a las cenizas que cubrieron sus muros, son de los mejores conservados de toda Pompeya. Los colores y las formas representadas en sus pinturas son un auténtico misterio. Encontramos dos tipos de pinturas. Por un lado, unas pinturas de carácter ilusionista que recrean falsas arquitecturas representadas en las paredes. Columnas, puertas y paisajes, verdaderos trampantojos que proporcionan una mayor sensación de espacio en la estancias a través de un gran realismo que proyecta a un mundo exterior irreal. Es increíble ver tanto virtuosismo, una auténtica fiesta de colores y un mundo retratado en las paredes de la ciudad más ardiente del Imperio Romano

El verdadero espectáculo empieza con la visita del triclinium de la villa. Este espacio es el equivalente a una ‘sala de estar’ o comedor, un lugar en el que reunirse conversar y comer durante largas horas. Y si a esto le sumamos la maravillosa decoración que la estancia presenta, debió ser un verdadero lujo reunirse en ese lugar. El fresco representa un ciclo de pinturas que han sido cuestionadas en numerosas ocasiones por su difícil lectura. Sin embargo, la lectura que más convence es que las pinturas encarnan un ritual dedicado a Dionisio, el dios griego del vino, la agricultura y el éxtasis.

Esto no debería extrañar puesto que las pinturas se encuentran en un lugar en el que se comía y la familia propietaria de la casa se dedicaba a la agricultura. Las pinturas representan personajes retratados con un gran detallismo, tanto en sus facciones como en las ropas y los objetos que aguantan en sus manos. La orientación del triclinium hace que entre el sol y los fuertes colores anaranjados de las pinturas brillen con fuerza.

¿Qué más ver en Pompeya?

A continuación te dejo algunos datos que pueden hacer tu visita más fácil:

📍El foro: centro de la vida política, social y religiosa de la ciudad, era el auténtico corazón de Pompeya. Al principio solo contaba con algunos negocios pero durante el siglo II se decidió dar un aire más moderno y el área fue ampliada, se crearon zonas para protegerse de la lluvia, se cambió la pavimentación del suelo utilizando mármol travertino y se construyeron edificios públicos y templos como el de Apolo.

📍Templo de Apolo: muy cerca del foro se encuentra este templo dedicado al Dios del sol que sin duda era uno de los lugares más fabulosos y bonitos de Pompeya. Las estatuas que se encontraron cerca del templo se conservan en el Museo Arqueológico de Nápoles.

📍El Lupanar: quizás el sitio más curioso de Pompeya. El lupanar uno de los mayores burdeles de la ciudad, adorna sus muros con frescos de una temática subida de tono perfecta para recrear un cálido ambiente.  Muestra de ello son los frescos eróticos de las paredes y los grabados en las puertas donde podías leer los nombres (y las especialidades) de las mujeres que aquí trabajaban. Consta de 2 plantas: la baja, dedicada a los clientes menos pudientes, tenía cinco habitaciones, un pasillo y un baño. La planta alta, dedicada a los clientes más ricos, tenía una entrada independiente y era mucho más elegante.

📍Teatro Grande y Piccolo: el Teatro Grande fue construido en el siglo II a.C. y podía acoger a más de 5.000 espectadores mientras asistían a las comedias de Plauto y Terenzio. El Teatro Piccolo, cercano al grande, está mejor conservado pero como dice el nombre, más pequeño.

📍Anfiteatro: se encuentra al final de la Via dell’Abbondanza y su construcción data del año 80 a.C. por lo que parece ser el anfiteatro romano más antiguo del mundo. Aquí se desarrollaban espectáculos, luchas de gladiadores y juegos impresionantes.

📍Orto dei fuggiaschi: una de las visitas más impactantes. Aquí se encuentran los cadáveres petrificados de 13 personas que intentaron escapar de la furia del volcán.

📍Casa del Fauno: los restos de esta residencia hacen pensar que, posiblemente, esta fue la casa más bonita y rica de Pompeya. No se sabe quien la habitó aunque el protagonista aquí es sin duda la estatua de un pequeño fauno, la divinidad romana de los bosques y de la naturaleza, que baila en una fuente.

📍Termas Estabianas: las termas mejor conservadas de Pompeya, todo un ejemplo de lo avanzada que era esta ciudad en todos los aspectos.

Visita Pompeya

🗺Si tienes pensado visitar Pompeya de por libre te recomiendo que guardes un día entero para hacerlo y planifiques bien la visita. Las calles en ocasiones pueden convertirse en un laberinto y por ello es mejor llevar un mapa en la mano.

ℹLa entrada a Pompeya cuesta unos 15€ (el primer domingo de mes, como en la mayoría de lugares, la entrada es gratuita). Puedes consultar sus horarios y más información en la web oficial www.pompeiisites.org.

🚆La forma más rápida para llegar a Pompeya desde Nápoles es el tren. Tarda unos 45 minutos aproximadamente y entre medias se encuentra la ciudad de Herculano, un poco más pequeña, pero muy interesante también. Puedes consultar los horarios en https://www.trenitalia.com/

👟Por último, y lo más importante, prepara comida y mucha agua para tu visita además de ropa y calzado cómodo, puedes pasar tantas horas como desees por la gran ciudad de Pompeya y más vale que vayas preparado.

0 - 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies