Puerta pintada de la calle Kazinczy en el barrio judío de Budapest, Hungría.
Cultura

Los muros y el arte: un encuentro no tan casual

¿Os suenan las grandes fachadas verticales del lateral de un edificio? Todos las hemos visto. Dos edificios colindantes se separan por una medianera o pared que junta un bloque con el otro, pero no somos conscientes de ella hasta que por cambios urbanísticos queda desnuda, suelta. El resultado nos recuerda a aquellas operaciones de estética mal hechas, chapuzas, sin sentido, que deja al descubierto un cambio brusco.

Ahora pensad en otro tipo de paredes. Las paredes de nuestra casa, por ejemplo, sirven para dividir espacios, estar en nuestra habitación y no sentir el olor a frito de la cocina o echarnos una siesta a oscuras mientras la ropa se seca en el comedor —mi casa es relativamente pequeña y no, no tiene balcón o terraza para secar la ropa—. Las de un hotel separan a familias de parejas excitadas, viajes de negocio o despedidas de soltero. O las de una escuela, que no solo dividen edades y conocimientos, sino que también, a veces, segregan y excluyen. Mi padre siempre recuerda que en su escuela no había paredes, así que tampoco aulas, ni cursos. Cuando estaba en cuarto de primaria, un día no supo hacer unas sumas y lo mandaron a repetir tercero, pero solo bastó con girar la silla para decirle que ya no era parte de ese grupo.

Pero hay diferentes tipos de paredes; la pared maestra, por ejemplo, permite sujetar la estructura de un edificio o casa. Imaginaos su rigor, son superficies firmes que tienen que aguantar toneladas y toneladas de peso. Así pues, la función madre de la pared es separar o sostener. De tal forma, cuando se han querido dividir comunidades, ya sea por religión, estatus o cultura, se han utilizado los muros, fabricados con piedra, bloques de arcilla o cemento, hechos para aguantar masas hambrientas, desesperadas o enfadadas. 

El hallazgo no es nuevo, podemos encontrar una lista creciente de estas paredes: la Gran Muralla China (s. V a.C.), allí donde murieron diez millones de personas en su construcción y lo que es ahora Patrimonio de la Unesco; el Muro del Sahara Occidental (1980), con el objetivo principal de mantener alejados a los saharauis de las minas de fosfatos de Bucraa; el Muro de Berlín (1961), que no separó comunistas de capitalistas, sino padres, madres, hijos, hijas, abuelos, abuelas o el Muro fronterizo Estados Unidos-México (1994), cuya construcción es urgente para el presidente del norte, alegando que «año tras año innumerables estadounidenses son asesinados por extranjeros ilegales criminales» (Trump, discurso en el Congreso, 06/02/2019) y por ende, obviando todos los atentados xenófobos cometidos por patriotas estadounidenses —hace dos días, en Texas y Ohio, por ejemplo— o los cientos de miles de extranjeros que huyen del crimen en busca de un trabajo.

 

El color que cubre la vergüenza

A mediados de los 90 Shepard Fairey llena las paredes con pegatinas «Obey» y la cara de Andre The Giant, luchador norteamericano apodado «El Gigante». Así pues, la práctica ya creciente del graffiti se desarrolla hacia otras corrientes de arte reivindicativo y subversivo. Llega el boom del arte urbano. Banksy pinta en las paredes niñas que cachean a militares y policías que se besan mientras que los restos del Muro de Berlín se convierte en galería de arte y las paredes marrones y arenosas de una aldea en Gambia se llenan de color y dibujos. Lo que era considerado como contaminación visual y desestructuración del orden y la estética de la ciudad, pasa a oxigenar y estructurar restos de paredes y muros que guardan, en muchos casos, demasiada vergüenza.

Las siguientes diez fotos son un pequeño recogido de arte y realidad. Repartidas entre Berlín, Budapest y Bratislava, me recuerdan a aquellos bien pagados tulipanes holandeses, rojos, púrpuras, amarillos, que daban color a un ambiente frío y gris.

¿Te ha gustado? Descubre aquí más artículos sobre arte y cultura.

0 - 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies