Cómo visitar un Museo de Arte y no morir en el intento

Cómo visitar un Museo de Arte y no morir en el intento

La verdad es que nunca nos paramos a pensar en cómo debemos visitar un museo, simplemente compramos los ticket y vamos. Sin embargo, debemos tener en cuenta que estamos por visitar un lugar practicamente sagrado, un lugar que reúne obras que llevan, tal vez, una gran cantidad de años en ese lugar y que han recibido el cuidado y trabajo de muchas personas. Es por esto que debemos ser conscientes y preparar nuestra visita.

A continuación te dejamos una serie de consejos para que tu próxima visita sea de la mejor forma posible, tanto para ti, como para las obras y trabajadores del lugar.

Cosas a tener en cuenta

Dar importancia a los vigilantes del museo.

Parecen personas estáticas que velan por la seguridad de las obras y a menudo se desprecia su opinión.

Dentro del museo, conversa sobre arte.

Da tu opinión, las opiniones son libres, pero intentar hablar de arte y expresarte. Esto te ayudará a abrir la mente y a ver que no solo existe una manera de ver una obra ni de definir el arte sino que existen diferentes puntos de vista y expectativas.

Ejercicio mental.

Visitar un museo no es, como muchos piensan una actividad sedentaria. El hecho de contemplar las obras de arte exige un esfuerzo físico y mental.

El arte solo existe si se observa.

No solo es interesante observar las obras sino que también resulta muy interesante observar a la gente cómo reacciona ante los cuadros o las cosas que ven.

como-preparar-visita-a-un-museo

¿Quién decide que una obra de arte lo sea?

Las obras de arte son como el vino, mejoran con el paso de los años. El tiempo, la fama, los espectadores y los propios museos son quienes otorgan estas etiquetas a la obras.

No hay buenos ni malos.

El criterio propio es uno de los elementos más importantes a la hora de valorar una buena obra de arte. Lo que a uno le puede parecer una excelente pintura a otro puede no gustarle.

Si están ahí es por algo.

Leer las cartelas, esos recuadros que a menudo se encuentran en las esquinas de las obras, aunque no lo parezca emiten muchísima información sobre la pieza expuesta y muchas veces se pasa por alto.

2 - 5

Deja un comentario